La Sociedad Ecuatoriana de Reumatología, responde algunas inquietudes de pacientes con enfermedades reumáticas con respecto al COVID-19

La Sociedad Ecuatoriana de Reumatología, responde algunas inquietudes de pacientes con enfermedades reumáticas con respecto al COVID-19
marzo 17, 2020

¿QUÉ CONOCEMOS SOBRE LOS EFECTOS DE LA INFECCIÓN CON COVID-19 EN LOS PACIENTES REUMATOLÓGICOS SOBRETODO AQUELLOS EN TRATAMIENTO CON CORTICOIDES, INMUNOSUPRESORES Y BIOLÓGICOS?

Se conoce que la enfermedad es más severa en adultos mayores y con enfermedades asociadas, por ejemplo diabetes, hipertensión arterial, etc. No existen datos al momento sobre los efectos de la infección por COVID-19 en pacientes con enfermedad reumatológica o bajo tratamiento con inmunosupresores. Sin embargo, el Colegio Americano de Reumatología – ACR, acaba de iniciar un registro a nivel mundial para determinar los efectos de esta infección en nuestros pacientes. Los datos se conocerán próximamente.

¿DEBEN LOS PACIENTES SUSPENDER SU TRATAMIENTO?

No se recomienda suspender los fármacos (corticoides, inmunosupresores o biológicos) sin hablar antes con su reumatólogo. No hay datos específicos sobre la influencia de estos medicamentos en cuanto al COVID-19, por ello los pacientes deben mantener su medicación habitual.  Solo se recomienda suspender bajo indicación y supervisión de su reumatólogo. Por ejemplo, suspender sin razón alguna el tratamiento con prednisona a una paciente con Lupus Eritematoso Sistémico pone al paciente en riesgo de recaídas de su enfermedad y serias complicaciones.

¿CÓMO LOS PACIENTES PUEDEN PREVENIR O PROTEGERSE DE CONTRAER ESTA ENFERMEDAD?

No existen medidas farmacológicas que sirvan para prevenir la infección, solo los cuidados recomendados por las autoridades de Salud. El Ministerio de Salud  al igual que otras fuentes oficiales, han indicado la importancia de la higiene de las manos, con un lavado frecuente y eficaz; así como evitar contacto con personas enfermas, especialmente las que están tosiendo o estornudando. Igual que la población general, los pacientes reumáticos deben evitar tocarse boca, nariz y ojos; deben cubrirse boca y nariz con el codo flexionado ( o con un pañuelo desechable que se tire y no se guarde en el bolsillo ) al toser o estornudar. Debido a la alta capacidad de transmisión del COVID-19 y para minimizar la exposición de nuestros pacientes (especialmente aquellos que están en tratamiento con corticoides, inmunosupresores o biológicos) es recomendable que estos pacientes adopten un  “aislamiento social” mientras dure la emergencia sanitaria. Deben evitar salir a lugares cerrados o concurridos, quedarse en casa el mayor tiempo posible.  Si es posible, salir sólo lo imprescindible. Además, se sugiere que los pacientes dispongan de un mes adicional de medicamentos en caso de que no puedan acceder a ellos de forma oportuna.

¿DEBEN LOS PACIENTES REUMÁTICOS USAR MASCARILLAS PARA PROTEGERSE?

No se recomienda el uso rutinario de mascarillas por parte de personas no infectadas. Sin embargo, los pacientes sospechosos de tener el virus deben usarlas para evitar la transmisión.

¿QUÉ DEBE HACER UN PACIENTE CON SÍNTOMAS O QUE HAYA ESTADO EN CONTACTO CON UN PACIENTE CONFIRMADO CON INFECCIÓN POR COVID-19?

En caso de presentar síntomas sospechosos de infección por COVID-19 (fiebre, tos seca, decaimiento, sensación de falta de aire) o contacto con un caso confirmado, el paciente debe llamar al 171 y evitar contacto con personas hasta ser valorado por un médico. En caso de ser confirmado como infección por coronavirus, se debe suspender el tratamiento biológico o inmunosupresor, como cualquier otra infección activa, pero siempre bajo supervisión médica. Luego de superada la infección por coronavirus, el paciente podrá retomar su tratamiento inmunosupresor o  biológico, si su reumatólogo lo considera adecuado.

¿QUÉ MÁS PODEMOS HACER LOS REUMATÓLOGOS?

Los pacientes deben haber recibido las vacunas contra la gripe y neumococo. Estas vacunas no previenen el COVID-19 pero pueden disminuir el riesgo de una infección secundaria o complicación en nuestros pacientes. Además con estas vacunas podemos prevenir la gripe y la neumonía por neumococo, la cual se puede confundir con una infección con COVID-19.

Ante cualquier duda o síntoma debe consultar a su reumatólogo.

 

Busque información únicamente en fuentes confiables. No haga caso a todo lo que aparece en internet, hay mucha información falsa circulando.

 

 

FUENTES: American College of Rheumatology, Sociedad Argentina de Reumatología, Sociedad Española de Reumatología, EULAR Guidelines for patients COVID-19 outbreak